Las palabras que Nosotros Utilizamos por Emma Bartel

For our friends around the world:

English        Türkçe

Texto de la caricatura:

“Hola usted ha llamado a la Inmigración de Canadá.  Nuestras oficinas están cerradas, pero si desea denunciar un cargamento de refugiados ilegales, presione 1. Si usted es un refugiado ilegal solicitando estatus de refugiado, presione 2.  Si usted es un abogado de inmigración que quiere subir en un jugoso tren, presione 3.  Si usted es un contribuyente pagador de impuestos indignado, por favor colgar.”

traducido por Diana Alandete

El Servicio Universitario Mundial de Canadá (The World University Service of Canada)-(WUSC) El Programa de Estudiantes Refugiados trae a estudiantes refugiados a Canadá como residentes permanentes, y les brinda apoyo para que continúen su educación superior en uno de los 83 campus universitarios de todo el país. Mi familia ha participado en el apoyo a algunos cuantos estudiantes diferentes quienes han venido a traves de este programa.

Una de estas personas, Ali (nombre cambiado por privacidad) se graduó con un título en finanzas, obtuvo un trabajo en una de las principales firmas financieras de Canadá, y varios años después de llegar a Canadá, se convirtió en ciudadano canadiense. En una conversación con Ali después de su ceremonia de ciudadanía, el dijo algo que he recordado desde entonces:

“Finalmente, ya no soy más un refugiado”.

Esta declaración me llamó la atención por algunas razones. Antes de convertirse en ciudadano canadiense, Ali era residente permanente en Canadá, se graduó de la universidad y era empleado de tiempo completo en una institución respetada. La percepción ajena a este individuo definiría a Ali no como un “refugiado”, sino por sus logros académicos y profesionales.

Sin embargo, este fue el término principal que Ali usó para definirse a sí mismo. No fue el graduarse, obtener un empleo o vivir en Canadá durante varios años lo que cambió las cosas para Ali; fue el convertirse en un ciudadano. A lo largo de muchos logros importantes, el término “refugiado” persistió para Ali.

Esta conversación me recordó que, si bien nuestro lenguaje tiene usos prácticos, también conlleva connotaciones pesadas. El término ‘refugiado’ tiene un significado diferente para cada individuo. La forma en que entendemos este término se genera de la interacción y el conocimiento que tengamos de los asuntos de los refugiados. Si sólo ganamos contexto sobre refugiados del material de las Naciones Unidas (United Nation), nosotros veríamos a esta comunidad como grupos de personas que huyen por su vida y sobreviviendo ante la adversidad. Hay algunos ejemplos interesantes dentro de la literatura académica que tratan este mismo tema. Jesse Beatson exploró algunos de ellos en 2016, en un artículo titulado The Stories We Tell about Refugee Claimants: Contested Frames of the Health-Care Access Question in Canada.” (Beatson, 2016) – (“Las historias que contamos sobre los Reclamantes de Refugio: Marcos en disputa de la pregunta sobre el acceso a la atención médica en Canadá”). (Beatson, 2016).

 Beatson examinó el lenguaje utilizado por el entonces gobierno federal conservador en Canadá (Conservative federal government in Canada), y lo comparó con el lenguaje utilizado por los Médicos Canadienses para el Cuidado de Refugiados (Canadian Doctors  for Refugee Care) – (CDRC), sobre el tema de los recortes a la atención médica para los solicitantes de refugio. Beatson descubrió que el discurso público principal sobre el tema promovido por el gobierno Conservador describió a los solicitantes de refugio como “falsos”, “intrusos” y que los recortes a la atención médica estaban destinados a prevenir “fraudulento” acceso a la atención médica .

En contraste, el CDRC adoptó un discurso describiendo a los refugiados como víctimas vulnerables, y apeló a la generosidad de los Canadienses para ayudar a este grupo que tenía grandes necesidades. El CDRC se centró en apelar los recortes al programa de seguro de salud para refugiados para asegurar que el continuo acceso a la salud estuviera disponible para este grupo, y en última instancia tuvieron éxito en esta búsqueda. Beatson advirtió, sin embargo, que el discurso del CDRC puede tener consecuencias no intencionales a largo plazo sobre cómo la sociedad en general va a ver  a los solicitantes de refugio.

Esta idea de cómo contextualizamos el término “refugiado” también fue considerada en un artículo de 1999 por Cynthia Hardy, y Nelson Phillips, titulado “No Joking Matter”:   Discursive Struggle in the Canadian Refugee System. (Hardy & Phillips, 1999).“(“Un Asunto Serio: Lucha discursiva en el Sistema Canadiense sobre los Refugiados”). (Hardy & Phillips, 1999).

Hardy y Phillips informaron de manera similar sobre el lenguaje del gobierno Canadiense y las organizaciones no gubernamentales, señalando el uso de términos como“víctima”y“falso”. Hardy y Phillips utilizaron las caricaturas editoriales de los periódicos como ejemplos de cómo este discurso negativo asociado con los refugiados es difundido dentro de nuestra sociedad. Es importante destacar que encontraron en este material público los discursos sobre el refugiado como víctima y el refugiado como fraude. Hardy y Phillips incluyeron una tercera categoría; contenido de organizaciones de refugiados compuestas por refugiados para comparar discursos.

Estas organizaciones contextualizaron y promovieron un discurso sobre el empoderamiento de los refugiados y la participación igualitaria en la sociedad. Aunque las caricaturas editoriales son solo una fuente de evidencia de un discurso social más amplio, que está diciendo que las voces de los refugiados estuvieron ausentes. Los miembros de esta comunidad no son representados predominantemente como colaboradores autónomos e independientes de la sociedad.

Entonces, cómo se relaciona esto con Ali, y con mi trabajo?

Bueno, para empezar, mientras realizo mi propia investigación, me esfuerzo por evitar aplicar la etiqueta de “refugiado” a los participantes que han venido a Canadá en busca de refugio. No me corresponde a mi decir si una persona elige o no identificarse con este término.

En segundo lugar, y quizás aún más importante, quiero tener en cuenta el diálogo y el discurso a nivel más amplio a los que yo  inevitablemente estoy contribuyendo. Beatson concluye su artículo con una declaración contundente:

 “Los solicitantes de refugio rara vez tienen la oportunidad de contar sus propias historias,

 y por eso las historias que se cuentan sobre ellos tienen una influencia significativa en la definición de su imagen pública … “

Yo soy desafiada como alguien quien comparte historias para pensar no sólo en los efectos a corto plazo que podrían parecer ser beneficiosos, sino más bien considerar cómo puedo habilitar, empoderar y ayudar a cambiar los diálogos que dominan la migración en Canadá.

Referencias

Beatson, J. (2016). The Stories We Tell about Refugee Claimants: Contested Frames of the Health-Care Access Question in Canada. (Beatson, 2016)

Hardy, C. & Phillips, N. (1999). No joking matter: Discursive struggle in the Canadian refugee system.  Organization Studies ,20(1), 1 – 24. http://doi.org/10.1177/0170840699201001

Raeside, Adrian. “Hola usted a llamado a la Inmigración de Canadá. Nuestras oficinas están cerradas, pero si desea denunciar un cargamento de refugiados ilegales, presione 1. Si usted es un refugiado ilegal solicitando estatus de refugiado, presione […] “. 7 de agosto de 1999. < http://digital.lib.sfu.ca/edcartoons-2301/hello-you-have-reached-immigration-canada-our-offices-are-closed-if-you-want-report> .  Accessed from the SFU Library Editorial Cartoon Collection on January 17, 2018. (Tomado de la Colección de caricaturas editoriales de la biblioteca de SFU el 17 de enero de 2018).

Emma Bartel es una defensora de la salud y de las personas refugiadas. Emma tiene intereses de investigación en sistemas de salud, evaluación de programas y determinantes sociales de la salud. Actualmente ella está completando su maestría en la Universidad de Waterloo, enfocado en cómo se han organizado las clínicas de salud para apoyar la integración y el asentamiento de refugiados en Canadá.

Contacto: embartel@uwaterloo.ca

Kitty Shephard es la directora de comunicaciones y divulgación de WelcomeHomeTO