Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/welcomehome.to/public_html/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5760

For our friends around the world:

English

Por Diana Alandete

El Parque Provincial Algonquin se encuentra localizado en el centro de Ontario.  Tuve la increíble oportunidad de visitar Algonquin en cada una de las estaciones y fui testigo de una transformación dramática y mágica.  Tengo muchas ganas de vivir en esta área en un futuro próximo, ya que es mi lugar favorito para descansar y relajarme.   Nunca antes había visto tanta belleza en un solo lugar.  Es un verdadero paraíso terrenal para experimentar, explorar y descubrir, ya sea en automóvil, en motocicleta, a pie, en canoa, o en un avión pequeño.  Vi autobuses turísticos con grupos de personas de todo el mundo visitando el parque en esta época del año.

El parque Algonquin se encuentra localizado a 300 kilómetros al norte de Toronto y Mississauga, y tarda entre 3 y 4 horas en llegar allí.  El parque tiene aproximadamente 7.630 kilómetros cuadrados de bosques, ríos, montañas y lagos. El corredor de la autopista 60, que cruza todo el parque de Algonquin de oeste a este, es donde se pueden apreciar los intensos colores al lado y lado de la carretera.

El año pasado, en octubre, quería ver los colores de otoño en Algonquin, pero desafortunadamente, no había ninguno en ese momento, excepto los árboles Tamarack que se vuelven de color amarillo dorado a fines de octubre, sin embargo, los intensos colores del otoño ya habían pasado cuando fue en esa ocasión el 23 y 24 de octubre de 2018.  Entonces, este año 2019, estábamos muy conscientes de la hora exacta en que los árboles se estaban transformando, y fuimos en los mejores días para capturar los intensos rojos, amarillos y naranjas de los árboles, como es el caso de los árboles de Arce de Azúcar y Arces rojos (Sugar Maple and Red Maple trees).

Este año, visitamos Algonquin del 28 de septiembre al 1 de octubre de 2019, que es exactamente un mes antes de la fecha en que visitamos el año pasado. Cuando nos acercamos a la entrada del Parque Provincial Algonquin, en la puerta del lado oeste, en el corredor de la autopista 60, no podía creer lo que vi.  Seguí diciendo WOW, WOW, WOW. ¡Dios mío!  ¡Gracias por permitirme disfrutar de tanta belleza! Los árboles estaban en todo su esplendor con sus intensos colores naranja, rojo y amarillo dorado, los cuales se destacaban aún más en contraste con el verde de los pinos, que siempre permanecen verdes.

Disfrutamos de los colores hermosos, brillantes y vibrantes de la temporada de otoño, con el cambio de las hojas, debido a la reducción de la luz solar y las temperaturas más frías.  Como resultado, las hojas no pueden producir la glucosa que genera el pigmento verde, la clorofila, que es parte del proceso de fotosíntesis, como lo hacen en los cálidos meses de verano, donde los días son más largos y hay mucho sol.

Los árboles de hoja caduca (The Deciduous trees) no son capaces de adaptarse a las bajas temperaturas del frío y a la falta de luz solar (Maples de azúcar, Maple rojos, Aspen, Poplar, Birch, y Tamaracks).  Como resultado, estos árboles extraen la clorofila verde y comienzan a mostrar sus pigmentos naturales (carotenos, xantofilas y antocianinas), que estaban adormecidos durante los meses de verano. Este sorprendente proceso trae sus pigmentos reales a la superficie, mostrando esa transformación dramática y mágica.

El mejor momento para experimentar realmente la belleza de las hojas que cambian de color en el otoño en Algonquin, es entre mediados de septiembre y mediados de octubre. Hay aproximadamente 15 a 20 días como máximo para ver los colores fuertes y vibrantes; naranja, rojo y amarillo en fuerte contraste con los pinos verdes.

Las coníferas (árboles verdes de hoja perenne), como pinos y abetos, son excelentes ejemplos de árboles cuyas hojas permanecen siempre verdes.

Quería tomar fotos de cada paisaje, cada uno más hermoso que el siguiente y el siguiente más hermoso que ese.  En el camino, la autopista 60 es muy montañosa y curva, y cada curva que haciamos era increíble, rodeada de diferentes lagos y colinas llenas de una belleza indescriptible con tantos contrastes de colores, muchas playas y muchos lugares para alojarse, como cabinas, cabañas, moteles y varios lugares de campamento.

Existen variedades muy interesantes y diferentes especies de árboles que cubren los bosques del Parque Algonquin.  Todas estas variedades influyen en la vida de otras plantas y en las diferentes clases de animales que viven en Algonquin. Aprendí a identificar varias variedades de árboles, lo que me parece muy fascinante.

El corredor de la autopista 60 contiene muchas colinas y valles, que están cubiertos de bosques caducifolios y colores más vibrantes, porque esa parte del parque es más fría.  Algunas de estas colinas alcanzan más de 500 metros sobre el nivel del mar y la mayoría de los árboles en la parte occidental del parque contienen muchos árboles de arce, mientras que en las partes más bajas entre las colinas y a lo largo de los lagos, están rodeados de árboles coníferos, como los Pinos, Spruce, Tamaracks y Hemlock.

La parte oriental del parque, que está más aislada y menos transitada, es más baja a solo 170 metros sobre el nivel del mar y la región es más cálida y la vegetación es diferente.  Hay muchas más variedades de bosques en esa región, la cual está cubierta de Aspen y Pinos, y otras variedades.  Me detuve en cada esquina, curva, lago, colina, acantilado y playa, para tomar fotos y videos, porque quería traer a casa conmigo tanta belleza.

Me impresionó tanta maravilla, ya que nunca antes había visto en mi vida tanta belleza reunida en un solo lugar.

Hacia fines de octubre, las hojas comienzan a tornarse de color naranja oscuro y marrón quemado, ya que se secan por completo y pierden toda su vitalidad.  Luego se caen de sus ramas debido a los fuertes vientos, la lluvia y la nieve, y se acumulan en el suelo, las cuales actúan como un escudo para proteger sus propias raíces al prepararse para la temporada de congelamiento que viene después.

Los días posteriores al viaje estaba incluso soñando con Algonquin y los magníficos colores, y sentí que estaba allí experimentando y viviendo lo todo de nuevo. Sentí la misma experiencia mientras escribía este artículo y revisaba las imágenes.

Usted puede obtener más información sobre el Parque Provincial Algonquin en su sitio web oficial.   http://www.algonquinpark.on.ca